El Periódico del Azulejo | Miércoles, 21 de febrero de 2018

7:42 h. cevisama 2018

El azulejo español reclama un gran pacto nacional

07/02/2018

La industria del azulejo cerró 2017 con 3.520 millones en ventas, lo que representa un incremento del 7% más que el año anterior, con una producción total de 530 millones de metros cuadrados, lo que significa un 8% más pero aún lejos de los más de 600 millones que se fabricaban en los años previos a la crisis, según los datos definitivos que la patronal Ascer expuso ayer en la segunda jornada de la feria Cevisama 2018 que tiene lugar en Feria Valencia hasta este próximo viernes.

Su presidente, Vicente Nomdedeu, calificó este crecimiento de moderado, pero firme en una industria como la azulejera, que ha logrado situarse entre los sectores más competitivos y consolidarse como la industria más productora de Europa y la segunda en el mundo, además de ser el tercer sector que más aporta a la balanza comercial española, de ahí que el máximo representante de la patronal azulejera aprovechara la ocasión para reclamar un pacto nacional y autonómico en favor de la industria. «El azulejo ha hecho de la exportación una palanca de cambio y lo ha hecho en un periodo muy complicado», explicó a la hora de reclamar políticas «que acaben con las tímidas reformas industriales que se han dado hasta ahora». Nomdedeu exigió «un marco que nos permita siendo competitivos y nuevas reglas de juego».

Entre estas reclamaciones que urge el sector, además de una clara apuesta por la industria, el presidente de Ascer no olvidó la implantación y desarrollo de infraestructuras clave para el tránsito de mercancías, con el necesario cumplimiento de los plazos que se han marcado para el Corredor ferroviario Mediterráneo, así como la «no renuncia al ancho europeo en todo el tramo, porque el tercer carril no puede ser la solución definitiva», explicó Nomdedeu durante la rueda de prensa internacional celebrada ayer en Cevisama, en la que estuvo acompañado por el resto de miembros de la junta rectora de la patronal y el presidente de la feria, Manuel Rubert.

Del mismo modo, Ascer pidió un nuevo marco legal europeo en materia de medio ambiente que incorpore medidas de protección sobre el comercio de emisiones a largo plazo, que favorezca a un sector que ha sabido hacer de la inversión y la eficiencia energética una de sus principales señas de identidad. También reivindicó al Estado un nuevo marco regulatorio sobre la energía, como así trasladaron al ministro Álvaro Nadal el día anterior. De ahí que pidan la liberación real del mercado y un entorno previsible y lejos de los vaivenes de costes actuales.

INNOVACIÓN Y VIVIENDA

Nomdedeu reiteró los éxitos logrados por la industria cerámica y su clara aportación en la mejora económica y el empleo

-con la creación en el último año de más de 800 puestos de trabajo directos, indefinidos y de calidad- para reclamar una más justa atención a las demandas del sector entre las que destaca, además, un mayor respaldo a la I+D+i a través del ITC-AIC. «Sin innovación no hay posibilidad de ser competitivos», sentenció.

Entre la lista de reclamaciones de la patronal no faltó la necesidad de un mayor apoyo por parte de la Administración a la reforma y rehabilitacion de viviendas y edificios, por su impacto positivo en el sector, el empleo, la construcción y en la calidad de vida de los ciudadanos. Al respecto, recordó el éxito del último plan autonómico que, según Nomdedeu, es necesario ampliar con más ayudas directas o nuevas bonificaciones fiscales

Además del positivo balance anual del azulejo en último año, el presidente de la patronal también habló de las previsiones para este 2018, que en líneas generales seguirán la tónica actual, aunque vendrán marcadas por la incertidumbre que siempre acompañan a una coyuntura mundial cambiante, sin poder precisar exactamente de qué manera puede afectar asuntos como el Brexit.

En el ámbito nacional, Ascer vaticina un menor crecimiento que el que se ha venido registrando en los últimos tres años, siempre a expensas de cómo evolucione el consumo, la construcción o, incluso, la situación política que se da hoy Cataluña.