El Periódico del Azulejo | Domingo, 24 de junio de 2018

10:04 h. INDUSTRIA

Cae en un año el precio medio del azulejo nada más salir de fábrica

De las 15 ramas de actividad industrial en la Comunitat es la que más se abarata. La maquinaria baja los precios el último mes, pero mantiene una tendencia al alza

A. BÁEZ (el Periódico Mediterráneo) 26/02/2018

El índice de precios industriales en la actividad cerámica, aquellos que se refieren a los productos recién salidos de fábrica en la primera etapa de su comercialización, ha vuelto a caer en enero y lo ha hecho en el mismo porcentaje con el que se despidió en 2017, con un descenso del 0,6%.

Este dato confirma la evolución a la baja de los precios del azulejo castellonense, que han descendido en un año en un punto, por lo que se sitúa como la actividad industrial que más baja de las quince ramas que componen el índice general, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y cuyos datos fueron recogidos por el Portal Estadístico de la Generalitat.

Con esta evolución a la baja, los precios industriales en el sector de la cerámica se sitúan casi a la par que el comportamiento que se da en los sectores valencianos del textil y la confección, aunque muy por debajo de la maquinaria que, pese a bajar en enero pasado, el acumulado de todo el año supuso un incremento de casi un punto con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Por lo general, el índice de precios industriales en la Comunitat bajó cuatro décimas a lo largo del pasado mes con respecto a diciembre de 2017 hasta situarse en el 1,3 %, frente al 1,7 % del último mes del año anterior.

Los bajos precios de las baldosas cerámicas españolas, pese a ser una variable importante en cuanto al fortalecimiento de aspectos que tienen que ver con la competitividad en los mercados internacionales, continúan estando en el debate sobre su idoneidad a la hora de los índices de rentabilidad de los productos.

Por volumen España, con 530 millones de metros cuadrados, se sitúa a la cabeza de Europa, pero en precios y rentabilidad está por debajo de Italia, su principal competidor. En 2017, el precio medio por metro cuadrado de azulejo español estuvo a la mitad de lo que se paga por uno italiano.