Desconectar

L’Alcora abrirá los hornos de la Real Fábrica como aliciente turístico

28.04.2021 09:01

Tras culminar las obras en febrero, l’Alcora abrirá en mayo la nave de los hornos árabes. El Ayuntamiento inaugurará el sábado el que será el primer espacio rehabilitado de la histórica Real Fábrica del Conde de Aranda, el nuevo gran aliciente turístico de la localidad, en el que la cerámica y la historia se entremezclan.

Con más de dos siglos a sus espaldas, el remodelado edificio será un punto de acogida e información para los visitantes que reciba la emblemática manufactura alcorina. Y para ello, el primer objetivo es enseñarla a los vecinos.

Lo harán a través de una jornada de puertas abiertas este próximo fin de semana, que tanto sábado como domingo será de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas. Como los tours para conocer los entresijos de la sala cuentan con un aforo limitado (máximo 30 personas cada 20 minutos), los interesados tienen que reservar día y hora al teléfono 964 362 368 o al correo electrónico museu@alcora.org.

'Maig Ceràmic'

Buena muestra del potencial turístico que ya observa el consistorio con este primer gran paso para que la Real Fábrica resurja con todo su esplendor es que la inauguración de los históricos hornos (construidos entre 1798 y 1805, y en uso hasta principios de la década de los 70) es que  la inauguración de la nave que los acoge supondrá a su vez el inicio de la programación del Maig Ceràmic de este año 2021, ciclo con el que cada mes de mayo conmemoran la fundación de la emblemática manufactura condal.

Cinco instituciones han colaborado para sufragar la inversión de las obras, que han tenido un presupuesto de 500.000 euros, ya que han estado cofinanciadas por los planes Feder de la Unión Europea, la Diputación, la Fundación Torrecid, la Caixa Rural de l’Alcora y el propio Ayuntamiento.

Los trabajos, como reivindicaron desde el consistorio, permiten poner en valor tres hornos tipo árabe de doble cámara y la nave anexa, de 220 m², en la que se conserva un montacargas que será restaurado el próximo verano, ya que pertenece a la última fase de uso de estas instalaciones.

Este recinto es solo una pequeña parte dentro del macroproyecto global de recuperación de la Real Fábrica (un conjunto de 9.000 m² de superficie), en el que también ultiman la redacción del proyecto para rehabilitar y valorizar el inmueble fundacional, valorado en casi dos millones.

El alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir, firmó hace unos días un convenio de colaboración con la Vall d’Uixó para conectar turísticamente este espacio con les Coves de Sant Josep.