+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

OBITUARIO

El azulejo de Castellón perdió en 2020 a cinco de sus figuras clave

 

Foto de archivo de Ortells en el año 2009, cuando fue condecorado por la Cámara de Comercio de Castellón. -

J. C.
07/01/2021

2020 ha sido el año en el que dijeron adiós algunas de las figuras más destacadas en el despegue y en la consolidación de la industria azulejera de la provincia de Castellón. Es el caso de nombres como Francisco Ortells, Vicente Cataluña, Manuel Murillo Ruiz, Agustín Robledo o Fernando Maeso.

En el mes de febrero falleció Francisco Ortells, fundador y presidente de honor de Asebec (Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria y Bienes de Equipo para la Industria Cerámica). El máximo responsable de Talleres Foro, compañía con sede en Onda, fue uno de los fundadores de la patronal en la década de los 80 y ejerció en el cargo desde 1991 hasta el 2007, cuando fue sustituido por el actual presidente, Juan Vicente Bono.

En mayo faltó Vicente Cataluña, gerente de Bestile desde el año 2007 y hasta su jubilación en 2018, periodo que coincidió con una importante expansión de la compañía azulejera de l'Alcora. Carismático y profundo conocedor del sector, supo conciliar su carácter afable con unas destacadísimas dotes de gestión. Gran amante del fútbol, Vicente Cataluña destacó como jugador de la Unión Deportiva Vall de Uxó, equipo con el que logró ascender a Segunda División B. También fue presidente del Onda, equipo en el que militó en dos etapas diferentes en la década de los 60 y a finales de los 70. 

En octubre conocimos el fallecimiento del socio fundador de Colorker Group, Manuel Murillo Ruiz. El empresario llegó a la Comunitat Valenciana desde su Córdoba natal a finales de los años 60 para desarrollar su actividad profesional en actividades vinculadas con el sector de la construcción hasta que en la década de los 80 comenzó su andadura cerámica en Saloni. Fue en 1987 cuando fundó Colorker. Actualmente la firma, especializada en la fabricación y comercialización de pavimentos y revestimientos cerámicos, cuenta con instalaciones tanto en l’Alcora como en Xilxes, con más de 181.000 metros cuadrados, y da empleo a cientos de trabajadores.

El clúster azulejero de la provincia de Castellón lloró en noviembre la pérdida de Agustín Robledo Mata, fundador y socio del fabricante Colorker. Robledo fundó en l’Alcora en 1987 la empresa junto a jóvenes emprendedores como Manuel Murillo, Ramón Debón o Maxi Cascos, aunque estuvo vinculado con el sector desde antes de esta fecha, trabajando también en empresas como TAU o Cicosa. Nacido el 20 de septiembre de 1938 en Xàtiva, Agustín comenzó su carrera profesional ejerciendo como profesor, trabajo que compaginó con sus estudios en Alcoy de Ingeniería Industrial. Una vez finalizada la carrera se introdujo en el sector azulejero de Castellón con notable éxito como acredita su trayectoria.

Finalmente, a mediados del pasado mes de diciembre falleció Fernando Maeso, uno de los padres de la actual industria cerámica castellonense y uno de los nombres imprescindibles en la historia de la industria cerámica española y desde su infancia ha estado estrechamente vinculado a la localidad de l’Alcora. Fernando Maeso comenzó su andadura profesional cuando solo tenía 10 años, y desempeñó todo tipo de trabajos en distintas empresas cerámicas hasta que en 1972, y por encargo de un grupo de empresarios, puso en marcha la firma Azuliber, de la que fue gerente hasta su jubilación en 2010.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla