+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

COLOCACIÓN Y REFORMAS

La importancia de una correcta limpieza final de obra con cerámica

Con la nueva normativa UNE 138002:2017 de colocación cerámica se establecen pautas sobre la importancia de una correcta limpieza final de obra

 

La importancia de una correcta limpieza final de obra con cerámica -

Departamento técnico de Fila Surface Solutions
05/07/2018

Una vez acabada la colocación de todo tipo de pavimento y revestimento, es fundamental realizar una limpieza para eliminar restos de colocación y suciedad producida por los diversos gremios que intervienen en la realización de una obra.

Esta limpieza sirve como punto de partida para empezar a utilizar el pavimento y/o revestimiento; y para realizar una eficaz protección en el caso de que se trate de materiales con algún grado de absorción.

La experiencia que tenemos en Fila nos dice que al menos el 90% de quejas y reclamaciones se producen durante los primeros días o hasta meses después de comenzar a usar el pavimento y son debidas a una incorrecta o inexistente limpieza de fin de obra.

Con la nueva normativa UNE 138002:2017 de colocación cerámica de calidad, también se establecen pautas sobre la importancia de una correcta limpieza final de obra (capitulo 10.1): el colocador, una vez finalizada la colocación y el rejuntado, debe entregar el revestimiento totalmente limpio. Y se entiende como revestimiento toda la superficie que comprende no sólo las baldosas cerámicas sino también las juntas (de colocación y de movimiento) y otros materiales y sistemas complementarios.

Según esta normativa se considera válido el proceso de limpieza cuando se cumplan las siguientes condiciones:

a) eliminación completa de todos los residuos de la colocación

b) el revestimiento, en su totalidad no ha sufrido ningún daño.

Para satisfacer estas dos condiciones y considerada la complejidad y diversidad de los materiales que se utilizan tanto en pavimentos como en revestimentos en la decoración actual, Fila recomienda que este paso tan importante de limpieza se realice con detergentes adecuados y estudiados para que limpien en profundidad, sin dañar el material sobre el que se actúa, sin dañar ni cuartear las juntas, sin ser nocivo para la persona que lo utilize y sin dañar a otros elementos del conjunto de la decoración (cromados, accesorios, pomos, perfiles, griferias, etc..).

Fila ha desarrollado, con tal fin, sus desincrustantes DETERDEK y FILAPHZERO, que son detergentes de base ligeramente ácida, con un alto porcentaje de tensioactivos y al mismo tiempo “tamponados” de modo que no despidan gases tóxicos y cuya acción no se realiza por “choque” sino más bien reblandeciendo el resto de obra que debemos eliminar.

DETERDEK y FILAPHZERO, son productos ampliamente contrastados no solo en su eficacia sino también por no dañar los pavimentos y revestimientos, hasta el punto de que cada día son más los fabricantes de primera línea y los más importantes distribuidores cerámicos que los recomiendan para conseguir un mejor acabado y presentación final de sus materiales, que en definitiva es lo que pretende el cliente consumidor.

Con una correcta limpieza final de obra se consigue facilitar el mantenimiento del material así como mejorar su acabado y su presentación final que, en definitiva, es lo que pretende el cliente consumidor final. 

 Eliminación de residuos de junta epoxi o resinosa.

Gracias a sus propiedades anti-ácidos, anti-humedad y anti-manchas, las juntas resinosas (epoxi, etc.) están utilizándose cada vez más y se estima que representen ya en Europa el 7% del total de las juntas aplicadas. Compuestas por resinas y endurecedores (bicomponentes) las juntas epoxis soportan condiciones especiales que los morteros en base cemento no toleran y son ideales en mataderos, centrales lecheras, cocinas industriales, piscinas, balnearios, duchas, así como otras zonas en las que se presentan cargas químicas o mecánicas de alta presión.   

A frente de tantas ventajas hay que constatar que las juntas resinosas son más complicadas de aplicar y de limpiar ya que cualquier residuo, cerco o mancha adherida a la superficie es difícil de eliminar. 

En este caso FILA aconseja la utilización de un detergente adecuado y de alta calidad como FILACR10 que no despide vapores tóxicos y que respeta el material, la junta y los elementos de aluminio y acero inox.

FILACR10 presenta una elevada viscosidad para poder operar con éxito también en superficies verticales y es eficaz tanto para eliminar simples empañados y/o residuos “frescos” (limpieza seguida al rejuntado) así como para eliminar manchas, cercos y residuos endurecidos, antiguos y consistentes. 

La limpieza y el cuidado de los grandes formatos cerámicos

En los revestimientos cerámicos, los grandes formatos representan una tendencia en fuerte y constante desarrollo en los próximos años. 

Son fruto de la más avanzada tecnología cerámica y tienen la gran ventaja de unir el aspecto estético con las prestaciones del gres porcelánico. La difusión del gran formato está en continuo aumento en los últimos años tanto a nivel residencial como comercial.  

 

Debido a sus grandes dimensiones y espesores, para la elaboración, la manipulación y la colocación de estas placas es necesario seguir unas normas fundamentales. También en lo referente a la limpieza durante y post-colocación se recomienda seguir unas pautas como las que FILA ha elaborado en colaboración con Assoposa (Asociación de Colocadores Profesionales de Italia). 

En general la limpieza de los “grandes formatos” es similar a la que se realiza para otros formatos, sin embargo existen particularidades específicas:

- Por primera cosa es fundamental asegurarse, antes de aplicar el adhesivo, que en la parte trasera de la baldosa cerámica no haya excesivo residuo de polvo cerámico y magnesite ya que puede obstaculizar la correcta adherencia de la cola. Una imperfecta adhesión del adhesivo aumenta notablemente el riesgo de rotura del material. Para evitar este riesgo se recomienda realizar una limpieza cuidadosa de la parte trasera del material con el desincrustante ligeramente ácido diluido en agua.

- Debido a las dimensiones de las baldodas existe un mayor riesgo de concentración de residuos de rejuntado en correspondencia de las juntas que puede provocar un evidente “efecto ventana”. Una correcta limpieza debe tener en consideración este aspecto y prever diluciones de producto y herramientas diferentes y adecuadas según la zona y el nivel de suciedad.

- El movimiento de las placas se realiza con ventosas, bastidores, rulos, etc.  Estas herramientas suele dejar cercos y manchas difíciles de eliminar. Además las nuevas destinaciones de uso del gran formato (mesas, encimeras, etc.) aumentan determinados tipos de situaciones como por ejemplo rayas de metales debido al roce de cuchillos, ollas, etc.; residuos calcáreos, evidentes en encimeras oscuras; residuos de silicona, restos de pegamentos, etc.  Para solucionar estos desperfectos se recomienda recurrir a productos detergentes y quitamanchas que sean específicos y sobre todo seguros y no agresivos tanto para el material como para el usuario.  

Temas relacionados
 
Nº 220 - Noviembre de 2018
Edición en PDF de El Periódico del Azulejo

Consulta cuando quieras la edición en Papel desde el lector de PDFs.

Pulsa aquí

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla