+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

COLOCACIÓN CERÁMICA

Soluciones de limpieza instantáneas Fila para el instalador y el reformista

 

Soluciones de limpieza instantáneas Fila para el instalador y el reformista -

J. CABRERIZO
15/10/2020

Al menos el 90% de quejas y reclamaciones después de comenzar a usar un pavimento o revestimiento se producen durante los primeros días o meses y son debidas a una incorrecta o inexistente limpieza de residuos de la colocación

La normativa UNE 138002:2017 obliga al colocador a entregar el revestimiento cerámico totalmente limpio. Hace unos años el profesional instalador o el pequeño reformista, para cumplir la normativa, tenía que esperar por lo menos 24 horas del rejuntado y volver a la obra a partir del día siguiente antes de proceder a realizar la limpieza, con todos los gastos e inconvenientes que eso conlleva. Ahora, el propio instalador, con soluciones instantáneas de limpieza en fresco que suministra Fila, puede completar el trabajo y dejar la decoración perfectamente limpia, según la normativa, en el mismo día.

¿Cómo dejar limpio el material el mismo día del rejuntado?

Las soluciones de limpieza instantáneas en fresco de Fila están revolucionado el trabajo diario del colocador profesional, ya que han sido diseñadas para utilizarse sobre junta fresca, sin el empleo de agua y sin necesidad de aclarado. Ello permite facilitar la tarea del colocador y ahorrar tiempo en su trabajo, consiguiendo resultados perfectos y en línea con la normativa UNE 138002-2017 en materia de limpieza después de la colocación.

La nueva norma UNE 138002-2017, de hecho, obliga al colocador a entregar el revestimiento cerámico totalmente limpio, entendiendo como revestimiento toda la superficie, que comprende las baldosas cerámicas, las juntas y otros sistemas complementarios (perfiles, rodapies, etc.).  Se considera válido el proceso de limpieza –indica la norma en el apartado 10– cuando se cumplan las siguientes condiciones: eliminación completa de todos los residuos de la colocación y el revestimiento, en su totalidad, no ha sufrido ningún daño.

Hasta hace pocos años el colocador o el pequeño reformista podía completar y acabar el trabajo, cumpliendo esta normativa, solo a partir del día siguiente, teniendo que volver a la obra, con todos los gastos e inconvenientes que eso conlleva.

Una vez rejuntado el material y realizada una primera limpieza con esponja húmeda, el instalador tenía que esperar por lo menos 24 horas antes de realizar la limpieza de acabado final para poder entregar el material en perfectas condiciones y sin el típico “empañado” de residuos del rejuntado.  

Además, cuando el colocador regresaba a la obra encontraba fácilmente en la superficie a limpiar el obstáculo de otras herramientas y/o personal de otros gremios que dificultaban inevitablemente la ejecución de su limpieza.  

Y en el caso de revestimientos en altura, el colocador debía volver a subir los andamios, que tenían que quedar montados o volver a montarse, para poder realizar una limpieza exhaustiva de los residuos de la colocación, añadiendo la desventaja de tener que utilizar abundante agua para el aclarado final.

Este “empañado”, constituido principalmente por partículas de cemento de junta y sus aditivos, si no viene eliminado correctamente, constituye un verdadero quebrantamiento de cabeza para el cliente final ya que además de impedir que el material luzca, tiene la desventaja de atraer una gran cantidad de suciedad que dificulta notablemente el mantenimiento de la superficie.

Además este tipo de suciedad mineral (inorgánica), favorece rápidamente la formación y adhesión superficial de un biofilm de suciedad orgánica, un receptáculo ideal para la proliferación de gérmenes y bacterias.

A menudo, este “empañado” debido a la presencia de residuos de la colocación, consigue modificar radicalmente el tono, la textura y el color del pavimento en muy poco tiempo.   

Ahorro considerable de tiempo

Las soluciones instantáneas revolucionan la manera de trabajar del colocador: facilitan su tarea, ahorran tiempo, permiten entregar un trabajo con más calidad, completo, sin empañados y sin residuos, respetando el material y las juntas.

Las novedosas soluciones instantáneas en fresco de Fila, disponibles tanto para residuos de junta cementosa (Instant Remover) como para residuos de junta epoxi (Epoxy Pro), actúan con tecnología de secado ultra-rápido (Rapid Dry), sin crear espuma y sobre todo, sin necesidad, de aclarado. De este modo el colocador no tiene que utilizar agua evitando cualquier riesgo de carbonatación y decoloración de las juntas. 

Las soluciones de limpieza instantáneas en fresco de la multinacional italiana son seguras, ya que no despiden gases tóxicos y no estropean los perfiles o elementos de acero inoxidables, cumpliendo perfectamente en este sentido lo indicado en la normativa UNE 138002:2017.  

El uso de soluciones instantáneas en fresco de Fila permite eliminar la parte más consistente  y complicada de la suciedad de una obra: los residuos del rejuntado. De este modo, se facilitará notablemente la siguiente limpieza final de obra, que, como indica claramente, se realizará al final de la obra, antes del estreno del material y su puesta en uso. Esta última limpieza, de hecho, será útil para eliminar la suciedad depositada por los diferentes profesionales que intervienen a continuación en la obra (electricistas, escayolistas, carpinteros, etc).

La limpieza final de obra se realizará con productos adecuados como Deterdek, sin presencia de componentes nocivos para el usuario o agresivos para el material, las juntas y todos los elementos metálicos que componen la decoración (perfiles, desagües, etc.).

Ayuda para la colocación del gran formato

Las soluciones instantáneas en fresco de Fila ayudan el trabajo del profesional también en la colocación de piezas de gran formato, donde los residuos de juntas aparecen concentrados e incrustados principalmente en correspondencia de las juntas, evitando desde la raíz la formación del “efecto ventana”, problema muy frecuente en las piezas gran tamaño, tan de moda en el sector.

En las baldosas de gran formato, estas soluciones de Fila permiten una limpieza tanto en la cara buena como en la parte trasera de las piezas, eliminando rápidamente los residuos y garantizando una perfecta adhesión de la cola. Las soluciones instantáneas en fresco, además, permiten mantener perfectamente limpias todas las herramientas del colocador profesional después de su uso.

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla