+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ARTE

Una excavación en València descubre un patio mudéjar y su fuente

Los arqueólogos aseguran que éste es el hallazgo del barrio de la morería de València «más notable» realizado hasta ahora

 

Excavación en la Bajada de San Miguel, en el barrio del Carmen - M.A. MONTESINOS

01/02/2021

La excavación arqueológica en la Bajada de San Miguel, previa a la construcción del futuro Espai Dones, ha sacado a la luz un patio islámico con una fuente de estilo mudéjar ricamente ornamentada de la que se cree pudo ser la vivienda de un musulmán de clase alta del barrio de la morería. Las excavaciones las dirigen los arqueólogos Vicent Escrivà (Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de València) y Marisa Serrano, que consideran que este patio islámico es posiblemente el hallazgo de mayor entidad de la morería de València realizado hasta ahora.

En el solar se han recuperado varias estructuras de la vivienda, fechada en el siglo XIII, en época inmediatamente posterior a la conquista de Jaime I.Pero el hallazgo más sorprendente ha sido el descubrimiento del patio islámico en torno al cual se distribuyen distintas habitaciones y en uno de cuyos extremos ha aparecido la fuente y se empiezan a intuir los muros del patio, el jardín y los canalillos de riego.

La fuente-surtidor descubierta tiene planta cuadrada y mide un metro de largo por uno de ancho. Tiene un vaso central en forma de estrella de ocho puntas. La fuente está alicatada con «aliceres» (fragmentos de losetas recortadas combinadas) policromados, en la que destacan los esmaltes azul turquesa, blanco y rojo, y formando figuras geométricas. Presenta cuatro surtidores de agua en sus extremos realizados con tubería de plomo y un surtidor central de mayor tamaño. La fuente, posiblemente, se alimentaría, mediante tuberías de plomo y cerámica, del agua de la acequia de Rovella, situada al oeste a escasos metros del patio.

Este tipo de fuentes se suelen localizar en los jardines de los patios, en los extremos del pórtico de la habitación principal.

En València se han localizado fuentes de «aliceres» con esmaltes en turquesa, blanco o negro en la antigua plaza de la Figuereta, en la almunia de Abú Zayd (bajo el Palacio Real), en la calle de la Paz, calle del Mar, calle Viciana y Centro del Carmen. Todas ellas pertenecen a momentos posteriores a la conquista.

Por la tipología y decoración de la fuente correspondería a una vivienda de cierta importancia, perteneciente a un musulmán de cierta posición de la ciudad islámica de Valencia trasladado a la morería. La conquista cristiana supuso la marginación de judíos y musulmanes en barrios segregados. La morería de València subsistió hasta 1455, cuando fue asaltada y resultó muy dañada. El barrio, que desapareció con la conversión forzosa de 1526, tenía servicios comunales propios y se organizaba en torno a la mezquita de la calle de San Miguel, entre las actuales calles Quart y Corona.

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla