+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

INDUSTRIA

Las esmalteras reclaman que sus médicos decidan si realizan test de coronavirus a sus plantillas

Insisten en que el actual protocolo pone trabas al control y al empleo con garantías

 

Empleados de Pamesa trabajan en la planta de Almassora con medidas de seguridad. - GABRIEL UTIEL -

NÚRIA B. BIGNÉ
30/04/2020

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) reclama a la Conselleria de Sanidad un cambio de criterio en la realización de test a los trabajadores y reivindica que se permita a los médicos de empresa, higienistas y a los servicios de prevención de riesgos laborales «decidir a qué empleados hay que realizar los test con el fin de poder salvaguardar la salud y el bienestar de nuestros trabajadores».

La actual postura del área que dirige Ana Barceló es la de no efectuar pruebas generalizadas a operarios asintomáticos, pero el sector critica que la administración solo permita realizar test a las personas que dan muestras de estar enfermas, previa prescripción facultativa. Para los empresarios, este protocolo «dificulta enormemente el control de las personas que hayan estado en situación de riesgo, lo que está generando una alarma, más que justificada, entre los propios trabajadores». Las esmalteras recalcan, por tanto, que es imprescindible «tener mayor control, la certeza de que las medidas adoptadas funcionan y saber que el personal está a salvo y con salud plena para poder trabajar con garantías», después de la reapertura de las fábricas.

Por ello, desde Anffecc y el clúster cerámico, apelan a la «responsabilidad social» y confían en que «se permita a los mencionados facultativos y, en especial, a los de los servicios de prevención, el poder decidir a qué empleados hay que realizar las pruebas, sea porque tengan síntomas o porque hayan estado en contacto directo o indirecto con el virus».

UN CAMBIO URGENTE 

Los empresarios esperan, además, que esta medida «sea aprobada con rapidez, para prevenir posibles contagios y evitar que haya una recaída en la contención de la pandemia, más ahora que se van a ir relajando progresivamente las medidas de confinamiento».

Cabe recordar que el grupo Pamesa, la empresa presidida por Fernando Roig, fue el primero en realizar test masivos a todos sus empleados. La compañía realizó 2.200 dobles pruebas (PCR y test rápido) y detectó 43 positivos, lo que supone un porcentaje del 1,9%. «Consideramos que, mediante la rápida realización de pruebas a la totalidad de la plantilla, se ha conseguido reducir de forma muy relevante el riesgo de nuevos contagios», detallaron.

Sin embargo, la consellera Barceló restó importancia a las pruebas realizadas por Pamesa y se mantuvo inmóvil en la postura de no dar poder de decisión a los médicos de las empresas. 

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla