+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DISEÑO

Keraben Grupo y los valores añadidos de la cerámica en el hogar

 

Keraben Grupo. -

J. CABRERIZO
22/04/2020

La cerámica nos acompaña en nuestros hogares desde tiempos inmemoriales por ser un material con múltiples ventajas. "Por seguridad, resistencia y una larga lista de razones que la hacen perfecta para elegirla como pavimento o revestimiento. Se trata de un material milenario que ha perfeccionado sus prestaciones técnicas hasta alcanzar la excelencia", constatan desde Keraben Grupo.

Desde que el hombre empezara a trabajar con el barro y advirtiera sus múltiples posibilidades, la cerámica ha escrito una historia marcada por la experiencia, el diseño y la calidad. De moldear la arcilla con las manos, hemos pasado a trabajarla con la última innovación tecnológica.

"Ningún elemento puede aunar mejor la funcionalidad y la belleza, por lo que su uso es perfecto para sustituir o simular otros materiales, como el cemento o la madera en nuestro hogar. Apostar por los revestimientos cerámicos es elegir piezas exclusivas y personalizadas que cumplen con un cometido concreto y facilitan el día a día, además de fabricarse de manera respetuosa con el medio ambiente. Veamos las ventajas de este material", subrayan desde Keraben Grupo.

La cerámica es:

• Muy segura. Al ser un producto inerte, bajo ninguna circunstancia emite sustancias tóxicas ni humos dañinos en caso de incendio. Tampoco se deforma ni lamina. Y, por tanto, resulta perfecta si tienes niños o mayores en casa, porque crea un entorno sano y seguro en el hogar, además de evitar resbalones y pasos en falso.

• Saludable. Desde la antigüedad, por sus características higiénicas, se ha utilizado para contener alimentos, agua o vino, así como para elementos de aseo personal. Y esto te garantiza que permanecerá inalterable, a pesar de la humedad o el calor, además de rechazar el polvo y los hongos. Es hipoalergénica e inodora.

• Fácil de limpiar. Dada su resistencia y su salubridad, no necesita un mantenimiento especial. Basta con los productos tradicionales de limpieza para repasar las superficies. Y, en consecuencia, podrás disfrutar de los revestimientos durante mucho tiempo, sin necesidad de cuidados excesivos que te quitan tiempo y te suponen costes.

• Ignífuga. No se quema: es uno de los pocos materiales que resiste al fuego, incluso en contacto directo con las llamas. Tampoco se derrite ni se deforma con el calor. Y esto es bueno en caso de que haya un fuego no controlado, porque no libera humo ni sustancias tóxicas, dañinas para el hombre y para el medio ambiente.

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla