+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TECNOLOGÍA

Opinión | La importancia de integrar la enseñanza BIM en las universidades

 

Opinión | La importancia de integrar la enseñanza BIM en las universidades -

Benjamín González, director de Desarrollo Corporativo de CYPE
21/05/2019

La eclosión que ha vivido el BIM en el sector de la construcción durante los últimos años ha ido unida a un incremento en la demanda de profesionales especializados en esta tecnología. La realidad imparable de trabajar con modelos digitales en todo el mundo, permitiendo la interoperabilidad entre los distintos agentes del sector gracias al uso de formatos estándares, se está imponiendo día a día y hace imprescindible que los técnicos tengan la formación y capacitación adecuada para afrontar esta nueva forma de trabajar basada en modelos digitales y en la colaboración entre profesionales de diferentes disciplinas.

Todo ello conforma un perfil de trabajador que es cada vez más demandado y de cuya necesidad ya se ha hecho eco la Comisión Europea a través del European Construction Sector Observatory (ECSO), un informe que recoge la urgencia de contar con profesionales preparados para afrontar con éxito la digitalización que está viviendo el sector de la construcción y mejorar la productividad de uno de los sectores que menos se ha aprovechado de las TIC.

Para contar con estos profesionales, la formación y, por tanto, las universidades de todo el mundo tienen un papel clave. Por ello, la formación en BIM que ofrecen las universidades es un tema interesante y frecuente de conversación y debate entre los profesionales. De hecho, la implementación del BIM en las escuelas ha sido objeto de diferentes investigaciones para conocer cómo están llevando la implantación de estas nuevas necesidades formativas en sus planes académicos. Y de todas las investigaciones realizadas se saca una conclusión clara: no hay un criterio común.

En países como Estados Unidos, Reino Unido, Australia o Finlandia, los más avanzados en BIM, muchas universidades han integrado la enseñanza BIM en sus estudios por medio de cursos de postgrado, cursos de corta duración o talleres, o integrando esta formación BIM dentro de otros cursos específicos. Pocas son las que han apostado decididamente por llevar a sus planes de estudios la digitalización del sector de la construcción que implica esta tecnología, dificultando que sus alumnos se beneficien de las ventajas que tendría contar con esta formación en su futuro laboral.

El principal motivo esgrimido suele ser coincidente: dificultad a la hora de garantizar la transversalidad entre diferentes departamentos, materias y disciplinas de la propia universidad. Sin embargo, hoy en día este argumento no es del todo válido, ya que la tecnología para hacerlo posible existe y su implementación es más sencilla de lo que desde muchos centros se dice.

En España, por ejemplo, hay casos reales, como en la Universidad de Málaga o en la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, donde se han llevado a cabo proyectos BIM con alumnos de diferentes disciplinas (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros civiles, ingenieros de telecomunicaciones…) en tiempo real, con diferentes softwares y en una única plataforma exclusiva para que profesores puedan desarrollar proyectos BIM con sus alumnos. Con esta metodología de trabajo, los alumnos han llevado a cabo proyectos reales enfrentándose desde el aula a los retos que su futuro laboral les va a exigir: manejo de software, gestión de información de diversas fuentes y formatos en una única plataforma, flujo de trabajo, planificación y flexibilidad para enfrentarse a imprevistos.

El éxito de esta nueva forma de enseñar, que se ha llevado a la práctica en universidades pioneras en BIM como Penn State en Pennsylvania (EE UU) o la University of New South Wales en Sidney (Australia), está garantizado, ya que todos los alumnos que han participado en estas iniciativas han terminado con una mejor compresión del proyecto al poder verlo de una forma integrada al trabajar con alumnos de disciplinas diferentes a la suya, mejoraron sus competencias específicas y transversales, al tiempo que aprendieron a tomar decisiones, algo determinante para su desarrollo profesional.

Es muy conveniente que el alumno conozca lo más pronto posible la metodología de trabajo Open BIM que se está imponiendo en todo el mundo. Las universidades que realmente quieren promover esta formación deben apostar por este tipo de formación en la que se mantienen las fortalezas de la educación tradicional y se enriquecen con la visión multidisciplinar que incorpora el BIM.

El BIM, en definitiva, es trabajar con modelos digitales. El BIM debe ser un medio y no un fin. El BIM implica adoptar un enfoque integrador y colaborador. Por ello, las universidades deberían de apostar por una educación dirigida a incentivar estas cualidades entre todos sus alumnos, fomentado la interrelación entre las distintas disciplinas y aprendiendo lo más pronto posible el modo en el que van a tener que trabajar en el mundo real. Desde CYPE llevamos tiempo trabajando en esta línea y estamos colaborando con diferentes universidades para implementar esta formación tan necesaria entre los futuros profesionales de la construcción

Temas relacionados
 
Nº 226 - Junio de 2019
Edición en PDF de El Periódico del Azulejo

Consulta cuando quieras la edición en Papel desde el lector de PDFs.

Pulsa aquí

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla