+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CONSTRUCCIÓN

El ladrillo aguanta en Castellón y crecen los proyectos y el empleo

Pese al covid, los visados suben ligeramente respecto al año pasado y el sector crea en un año otros 263 puestos de trabajo

 

Operarios y técnicos en una obra en Castelló, en una imagen de esta semana. - GABRIEL UTIEL

ELENA AGUILAR (el Periódico Mediterráneo)
20/11/2020

El ladrillo resiste en Castellón. A pesar de que la pandemia ha puesto al ralentí la maquinaria administrativa y ha sacudido con fuerza la economía, el sector aguanta el tipo. Y la mejor prueba es que los proyectos para construir viviendas nuevas se mantienen este 2020 en cifras muy similares a las del año pasado. Es más, incluso sufren un ligero incremento y, con la que está cayendo, eso demuestra que ha sabido sobreponerse y seguir adelante.

Los últimos datos que maneja el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana revelan que de enero a agosto de este año se han concedido en la provincia 473 visados de obra nueva sobre vivienda (el paso previo a la edificación), lo que supone un incremento del 1% respecto a los 468 que se otorgaron durante el mismo periodo del 2019. Una cifra a la que hay que añadir los 169 visados para proyectos de rehabilitación y reformas. En total, 642 certificaciones, una cifra muy superior por ejemplo a la registrada durante el 2015, cuando el sector todavía no había empezado a renacer de sus cenizas tras la crisis del ladrillo del 2008.

Fernando Alfonso, presidente de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción (Apecc), asegura que, al menos de momento, no hay nubarrones a la vista. «Estamos satisfechos porque la cartera de pedidos para el año que viene ya está prácticamente cubierta», apunta. Un alza a la que hay que sumar los «numerosos proyectos de viviendas unifamiliares que nos están llegando sobre todo estos últimos meses».

Que la crisis provocada por el covid ha afectado poco o muy poco a la construcción es algo que demuestran los datos oficiales pero es también palpable a pie de calle. Las promociones de obra nueva iniciadas antes de la pandemia continúan adelante y las empresas que tenían previsto iniciar nuevos proyectos siguen adelante con sus planes. Es el caso, por ejemplo, de Edicoplana que dentro de muy poco tiempo empezará con la edificación del edificio de viviendas La Luna, en el Grau, y de la promoción La Pérgola, en el Paseo Ribalta de la capital. «Empezamos con estos proyectos hace ocho o nueve meses y, aunque es cierto que al cliente le cuesta más comprar por el clima de incertidumbre, la idea es empezar ya con las obras», argumenta Gabriel Alós, gerente de la Edicoplana.

HIPOTECAS AL ALZA 

Las promociones de obra nueva no se frenan en Castellón y si no lo hacen es porque hay demanda. Otra prueba del dinamismo del sector de la construcción es la evolución de las hipotecas. En los ocho primeros meses de este año, las notarías de la provincia han tramitado 3.419 escrituras de compraventa de viviendas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Son 402 más que en los mismos meses del 2019 y uno de los mejores datos de los últimos años.

Pero si hay un indicador que refleja con nitidez la situación por la que atraviesa un sector económico es el del empleo. Y los datos de afiliación a la Seguridad Social, el mejor termómetro para medir la ocupación, reflejan que en el último año el número de cotizantes también ha crecido ligeramente. Pero, ¿a cuántos trabajadores emplea hoy la construcción en Castellón? Los datos que maneja el Ministerio apuntan que el ladrillo da empleo a 15.584 profesionales (cifras al cierre del pasado mes de octubre), 263 más que hace justo un año. De esos algo más de 15.500 trabajadores, casi el 70% son asalariados (10.525), mientras que 5.059 son autónomos.

 Otra de las claves que explica por qué el sector aguanta es que la situación de ahora en nada se parece a la de la crisis del 2008. Las empresas que sobrevivieron a la recesión de hace más de diez años, y que afectó sobre todo al ladrillo, están ahora saneadas y con solvencia y, por lo tanto, no existe dificultad a la hora de acceder a un crédito. Por eso, las obras de vivienda de nueva construcción en la provincia están en situación de normalidad, aunque también es cierto que el sector está reevaluando los plazos en los que se va a mover por el impacto de la pandemia. 

Al sector de la construcción no le van mal las cosas, pero una de las dos patas sobre las que se asienta su actividad se resiente . Es la obra pública, que arrastra meses y meses a la baja. Según los datos de la Federación de Contratistas de Obra Pública de la Comunitat (Fecoval), con la pandemia ha vuelto a caer la inversión pública y la ejecución de proyectos ha sido inferior al 40%.

Fecoval ha reclamado al Estado que duplique la inversión en la Comunitat Valenciana el año que viene y que aproveche los fondos para la reconstrucción de la Unión Europea. Su presidente, José Luis Santa Isabel, recuerda que el Gobierno central tiene previsto invertir 1.100 millones de euros en la Comunitat  y asegura que hace falta el doble para impulsar la creación de empleo y la recuperación de la economía. Santa Isabel incide, además, en que la prioridad debe ser la inversión en proyectos hídricos, en mantenimiento de carreteras y nuevos viales y en vivienda protegida, ya que la inversión en este tipo de inmuebles es prácticamente nula.

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla