+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

INDUSTRIA

Facsa busca abastecer con agua depurada al sector azulejero

En el proyecto colaboran la Agencia Valenciana de la Innovación y el ITC. El reto es reducir el coste del suministro de esta materia prima y proteger acuíferos

 

Facsa busca abastecer con agua depurada al sector azulejero -

X. P. (el Periódico Mediterráneo)
14/10/2019

La economía circular es una de las siete iniciativas que forman parte de la estrategia Europa 2020, que tiene como objetivo generar un «crecimiento inteligente, sostenible e integrador». Es por ello que el clúster cerámico de Castellón hace tiempo que busca soluciones para lograr reducir el impacto ambiental. En esta línea, un nuevo proyecto de investigación liderado por la empresa Facsa, y que cuenta con la colaboración de varios institutos tecnológicos y del Consell, busca cubrir la demanda hídrica del sector con agua depurada.

El plan, que ha sido bautizado como Rewacer, tiene como objetivo «la reutilización de los recursos hídricos» y la promoción de un «modelo de economía circular en la gestión del ciclo integral del agua», según señaló la compañía del Grupo Gimeno en un comunicado. Además, añadieron que usando agua depurada en el proceso de fabricación de las baldosas se lograría reducir el consumo de agua de acuíferos y se produciría un aprovechamiento de los residuos, en línea con los retos que marca la Unión Europea para la industria comunitaria.

En concreto, se desarrollará un nuevo tratamiento basado en la sinergia de tecnologías que permita manipular las aguas de salida de una depuradora para obtener la calidad óptima para su utilización en las empresas azulejeras.

La iniciativa está promovida por un consorcio de empresas, el Instituto de Tecnología Cerámica de Castelló (ITC), el Instituto Tecnológico de la Energía, Estudio Cerámico y la Sociedad Anónima Minero Catalano Aragonesa (Samca) y la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), entidad que hasta el 2021 aportará fondos por un valor de casi 400.000 euros.

VIABILIDAD

En los próximos meses, los distintos actores del proyecto estudiarán la viabilidad de reutilizar este flujo hídrico en los procesos industriales del sector cerámico, con el fin de reducir la cantidad de agua que emplean estas industrias en la fabricación y proteger los acuíferos.

Para optimizar la calidad del recurso y adaptar sus características a las necesidades de la industria cerámica, Facsa validará la nueva tecnología en una planta piloto de nueva creación.

Temas relacionados
 
   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla