+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ENTREVISTA

Fernando Roig: "Castelló y Onda contarán con dos grandes almacenes de arcilla"

El presidente del Grupo Pamesa se prepara para mirar de frente a una nueva amenaza para la industria cerámica en forma de recesión económica

 

Roig asegura que Pamesa continuará apostando fuerte por el reciclaje de sus aguas residuales y los materiales desechados, y la energia limpia. - J.L. LIZARRAGA

JOSÉ LUIS LIZARRAGA (el Periódico Mediterráneo)
22/06/2020

Las previsiones del Banco de España auguran una recesión económica con una caída del PIB del 15% para el 2020 por la crisis sanitaria internacional del covid-19. Fernando Roig, presidente del Grupo Pamesa, se prepara para mirar de frente a una nueva amenaza para la industria cerámica con la fórmula de las tres T: trabajo, trabajo y más trabajo. Y también con innovación e inversión. Su grupo, encuadrado en el top 5 de mayores fabricantes del mundo y el segundo en ventas, con una facturación que se aproxima a los mil millones de euros, tiene previsto efectuar inversiones por valor de unos 40-50 millones en dos nuevos proyectos en Onda y Castellón.

En tiempos de fatalismo y pesimismo económicos, Roig insufla aire fresco y anuncia que su grupo superará en un 20% las ventas en junio respecto al 2019. Defiende la protección del medio ambiente como una etiqueta verde asociada a su marca. Quiere que por las chimeneas de sus fábricas solo siga saliendo vapor de agua. Confiesa sentirse orgulloso de que su profesión sea la de empresario, porque la economía se revitaliza gracias a «las pequeñas, medianas y grandes empresas y a los autónomos». El presidente de Pamesa ofrece su visión sobre el futuro del sector y de su grupo, que en 2020 prevé fabricar 115 millones de metros cuadrados de azulejo.

--¿Cómo ha afectado la crisis del covid-19 en el sector cerámico y en el grupo Pamesa?

--Nosotros nos pusimos muy pronto las pilas y comenzamos a trabajar ya el 8 de abril. El primer mes no fue bueno, pero en mayo nos acercamos un poco a las previsiones y ahora nos hallamos en el camino de recuperar la normalidad. No es fácil, pero estamos trabajando para reducir el impacto del parón que ha sufrido el mundo por esta crisis del coronavirus. Incluso en junio estamos facturando un 20% más que el año anterior y creo que acabaremos bien el 2020.

--Siempre se dice que de las grandes crisis también surgen oportunidades. ¿Las cualidades de la cerámica pueden ayudar?

--La cerámica tiene unas características que son más favorables para el aspecto sanitario que otros productos como la moqueta o el parqué. Esta crisis del covid-19 puede ayudar a que mejore el consumo porque, como decía, es un producto que ofrece más garantías higiénicas.

--¿La inversión en I+D+i sigue siendo una de las claves del sector del azulejo?

--Sí, no hay que parar de invertir en mejorar las fábricas, investigar nuevos productos, siempre debes estar atento en renovar e innovar. Y también es muy importante y necesario invertir en la parte comercial. No hay que olvidar que es fundamental para abrir nuevos mercados.

--¿Las fronteras cerradas durante más de tres meses y la imposibilidad de desplazarse han sido un grave inconveniente?

--El contacto personal es muy importante. Las empresas tenemos que movernos, viajar y visitar clientes porque no es lo mismo mostrar tus productos desde la distancia que hacerlo cara a cara. Se ha suspendido la Feria de Italia (Cersaie) y es clave que nuestros comerciales puedan ya viajar con la nueva normalidad.

--El grupo Pamesa no para de potenciar y ampliar su negocio. Usted anunció hace unas semanas inversiones por valor de 40 o 50 millones en Castellón y Onda. ¿Cuáles son sus nuevos proyectos de crecimiento?

--Sí, no podemos parar. El grupo prepara la construcción de dos grandes centros de almacenaje de arcillas. Traemos esta materia prima y feldespatos de Marruecos, Turquía y Ucrania. Ahora se guardan al aire libre y pretendemos evitar el almacenamiento en el puerto de Castellón.

--¿Dos grandes superficies de almacenaje?

--El proyecto contempla una nave de 40.000 metros cuadrados para el almacenaje y tratamiento de arcillas en Onda y otra al lado de Tau en Castelló, ambas cubiertas para proteger el producto del viento y las lluvias. Con ello se mejora la fabricación y también se protege el medio ambiente.

--¿Proyectos ya en marcha?

--Hemos mantenido conversaciones con las alcaldesas de Onda y Castelló y estamos a la espera de los permisos correspondientes para empezar con ellos.

--Siempre ha trabajado para aminorar la dependencia exterior en la fabricación de sus productos, tanto energéticamente, como en la materia prima.

--Sí, así es. También trabajamos un proyecto de explotación de unas antiguas minas de carbón en Estercuel (Teruel), que fueron cerradas recientemente, y queremos reconvertirlas para la extracción de arcillas.

--¿Con la idea de reducir la importación de una materia prima esencial para el sector?

--Claro, de esa forma evitas la dependencia de la importación y tener la arcilla al lado de los puntos de producción, con lo que reduces costes de compra y transporte de la materia prima. Ahoras, estamos en conversaciones con el Gobierno de la Comunidad de Aragón. Es también una buena iniciativa para recuperar el empleo en zonas donde se han cerrado las minas y puede ayudar a reactivar la economía.

--Iniciativas que ayudan a promocionar el empleo en momentos complicados para la economía. ¿Cuántos puestos de trabajo pueden crear estos proyectos?

--La estimación que hacemos desde el grupo Pamesa es que se puedan generar alrededor de un centenar de nuevos empleos, aunque evidentemente ahora solo es un vaticinio, a falta de detallar bien los proyectos.

--Ahora que existe una concienciación con la ecología, la protección medioambiental y el compromiso de cumplir antes del 2030 la agenda de objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsada por Naciones Unidas, ¿usted sigue adelante con su programa de que Pamesa sea una marca verde?

--El grupo realiza una fuerte inversión en el compromiso con el medio ambiente. Recuperamos 2.700.000 litros de agua diarios, con vertido cero de aguas cerámicas residuales y 7.500 toneladas de polvo atomizado. Nuestras plantas trituran 190.000 kilos de azulejo descartado para la produción, que se integran después del reciclado en la fórmula de nuevos productos, con lo que se evita la contaminación y las emisiones de CO2. Reconducimos el aire caliente de los hornos cerámicos, en definitiva, es nuestro compromiso con el medio ambiente y nuestras chimeneas solo emiten vapor de agua.

--Hace poco más de un año anunciaba la construcción de plantas fotovoltaicas en sus empresas, una idea que suponía ahorro, pero también la inversión en energía limpia. ¿Una clara apuesta por la economía circular?

--En Onda, la energia solar abastece el 100% de nuestra necesidad energética durante el tiempo que hace sol y por el día no se consume energía de la red. La producción es para autoconsumo, ni se almacena ni se exporta a la red eléctrica. Son 70.000 metros cuadrados de paneles solares con 13,4 megavatios de potencia instalada.

--¿Su idea es continuar invirtiendo en la producción de energía solar en sus plantas?

--Sí, ese el plan del grupo y estamos pendientes de construir dos instalaciones mas en Cottocer y Keramex, que cuando se encuentren en funcionamiento tendrán el mismo efecto. Durante un tercio del día, posibilitarán el autoabastecimiento al 100%. Para almacenaje energético todavía no estamos preparados porque se trataría de baterías de un tamaño descomunal.

--La pandemia ha provocado una recesión de la economía y del empleo. ¿El grupo Pamesa ha logrado resistir sin acudir a los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE)?

--Para mí es un gran orgullo haber mantenido los puestos de trabajo y haber consolidado el trabajo presencial sin ERTE ni ERE en tiempos que son complicados para la sociedad.

--El grupo Pamesa sigue creciendo. ¿Cuántos empleados tiene en este momento?

--A día de hoy tenemos 2.187 personas en nómina en las distintas empresas del grupo.

--¿Sus claves del éxito empresarial?

--Los cinco componentes de la empresa tienen que estar satisfechos: cliente, trabajador, proveedor, sociedad y el capital, por ese orden de importancia.

--¿Cómo observa la salud de la industria cerámica a corto y medio plazo?

--Estamos en un sector en el que hay que estar invirtiendo constantemente. La evolución en la cerámica es continua y debes estar con los ojos abiertos y muy atento. Los que inviertan, y lo hagan bien, saldrán adelante. Existe una gran competencia y los márgenes son apretados, por eso es necesario invertir con cabeza e intentar hacer bien las cosas.

--Cada vez se está produciendo una mayor concentración de las firmas. ¿El sector tiende a formar clústeres empresariales?

--Sí, la tendencia es hacia la concentración de empresas con el fin de crear grupos sólidos. El rumbo de la cerámica se dirige a esa política de concentración y considero que es positiva, porque las azulejeras tenemos que ser fuertes para competir en el mundo globalizado. El sector del azulejo tiene que ser más productivo y contar con estructuras comerciales, financieras y energéticas más sólidas y potentes.

--El Grupo Pamesa alcanzó un acuerdo recientemente con el Grupo Argenta. ¿Un buen ejemplo de esa concentración para generar sinergias?

--Sí, alcanzamos un acuerdo con José y Enrique Cifre para adquirir el 50%. Nos llevamos muy bien y estamos satisfechos. Cada una de las partes desarrolla un tipo de gestión, pero la responsabilidad es de Enrique y José. Con ello, queremos aprovechar para obtener sinergias, economías de escala y ventajas competitivas que se traducirán en beneficios para la productividad y buenos resultados para las firmas. Establecimos una relación empresarial muy positiva para Argenta y Pamesa.

--¿Cuál es su opinión sobre la entrada de capital extranjero en la cerámica con los fondos de inversión, en un sector que tradicionalmente ha estado en manos de empresarios de la tierra?

--Sí, es cierto que está entrando mucho capital de fuera, pero yo tengo un punto de vista positivo respecto a ello, porque la mayoría están realizando una buena gestión. Si invierten bien, sin duda, es bueno para el sector.

--Todavía es pronto para valorar los efectos de la pandemia del coronavirus en el tejido empresarial y económico del país. ¿Espera una etapa poscovid-19 difícil?

--Estoy muy preocupado por la economía y también por el tema social, pero no queda más que trabajar mucho, y bien, para recuperar el pulso de España y trabajar en la reconstrucción. Hay que creer en las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes, y en los autónomos, porque son los que crean la riqueza y la reparten. Los empresarios son el motor de la economía y yo me siento muy orgulloso de ser empresario.

--Sectores económicos e industriales como el automóvil están reclamando ayudas al Gobierno. ¿Necesita un plan el sector cerámico?

--Nuestra política es el trabajo y no nos acogemos a los ERE, ERTE o subvenciones. Trabajamos con financiación y saldremos adelante. Sería importante que las ayudas fueran hacia la rehabilitación de viviendas, la construcción o la eficiencia energética. Sería la mejor manera de ayudar a nuestro sector.

--¿El aumento de los estocs ha sido muy alto durante estas semanas de cuarentena por el virus de la covid-19?

--Nuestros hornos no han parado de producir salvo en alguna planta por cuestiones de mantenimiento. Nuestro estoc acumulado habrá crecido alrededor del 10% en ese tiempo.

--El sector ha demostrado una vez más su resiliencia a crisis como las del petróleo de mediados de los 70 y el periodo 90-93, la burbuja inmobiliaria y financiera del 2008 y ahora la del covid-19. ¿Es esta última, posiblemente, la más importante?

--Es la crisis más profunda, pero estoy convencido de que saldremos rápidamente. Como le he dicho antes, en el grupo Pamesa, este mes de junio, estamos un 20% por encima de las ventas del año pasado. Hay que seguir trabajando en nuevas líneas e innovación. Por ejemplo, ahora en productos cerámicos que eliminan las bacterias. La cerámica es capaz de sustituir a la madera, el mármol y las piedras naturales, y tenemos que hacer valer esa calidad que ofrece el sector de la provincia de Castellón.

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla