+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

11:36 h. TECNOLOGÍA

UBE impulsa más proyectos vinculados a la innovación en su planta de Castellón

 

UBE impulsa más proyectos vinculados a la innovación en su planta de Castellón -

Raül Sangròs es el nuevo director del R&D Center de UBE del polígono el Serrallo del Grao. -

J. CABRERIZO
13/11/2018

Más fotos

Cersaie 2018 en imágenes.

Ver galería completa

Cersaie 2018 en imágenes.

Ver galería completa

Cersaie 2018 en imágenes.

Ver galería completa

La innovación es una de las señas características de la multinacional química UBE y las instalaciones de la firma en el polígono el Serrallo de Castellón constituyen una muestra evidente de su empeño por la búsqueda de nuevos materiales y aplicaciones para numerosos sectores productivos.

La labor en I+D de la compañía en el Grao se desarrolla desde su R&D Center, ampliado en el 2016 y que está integrado por un equipo multidisciplinar y creativo de 30 profesionales de España, Japón, Tailandia, Francia, Estados Unidos y Alemania. De ellos, 19 son químicos o ingenieros y cuatro, doctores. Al frente del grupo, algunos de cuyos miembros trabajan en Alemania y Estados Unidos, se encuentra el nuevo director de I+D de UBE, Raül Sangròs.

Sangròs detalla que «la estrategia de la empresa para los próximos años es la del desarrollo de soluciones técnicas para las aplicaciones de nuestros clientes a través de productos avanzados». «A lo largo de los últimos ejercicios hemos trabajado conjuntamente con los clientes para demostrarles que el nylon, el policarbonatodiol y otros artículos nuestros de química fina presentan mayor resistencia y durabilidad y que es económicamente óptimo aplicarlos para artículos de altas prestaciones», revela.

Asimismo, relata que «tenemos varias líneas de desarrollo de polímeros de entre las cuales podemos destacar el uso de nuestros dioles para aplicaciones de capas de protección en textiles (como asientos de automóvil de alta gama), en protección de suelos de madera, en elastómeros, etc. También las poliamidas o nylon, para la protección de los alimentos frescos, donde la tecnología aplicada para mantenerlos en perfectas condiciones para su consumo es muy desconocida por los consumidores, pero con ella, ahorramos en material de envase y evitamos el desperdicio de alimentos, aumentando su fecha de consumo preferente».

Otra de las líneas de trabajo de UBE en Castellón es «el desarrollo de fertilizantes que sean intrínsecamente más eficientes al programarlos para que lleguen a la planta de forma paulatina y no se pierdan en la atmósfera o hacia los acuíferos».

Asimismo, la multinacional química trabaja «en la reciclabilidad de los polímeros y el uso de vías alternativas de materias primas dentro de la economía circular, tan en boga».

UBE ha invertido en sus instalaciones 346 millones desde su implantación en Castellón, a razón de unos 16 millones por año. Raül Sangròs explica que «actualmente estamos en proceso de aprobación del próximo trienio de inversiones y estimamos que de nuevo se mantendrán unas cifras similares. Para el I+D prevemos una inversión directa y gasto por encima de los dos millones de euros anuales». Ello sin contar con otras investigaciones y desarrollos que se llevan a cabo en la planta comercial.

En cuanto al equipamiento del R&D Center, el director de I+D constata que «tenemos productos desarrollados de los cuales somos referencia entre nuestros distintos centros de investigación. Recientemente, hemos empezado a comercializar aditivos poliméricos para mejorar la aplicabilidad de las tintas cerámicas. Es una iniciativa de la planta de Castellón que aprovecha la industria del entorno en una colaboración estrecha para aportar mejores soluciones».

En otro ejemplo destacable, la firma es puntera en la obtención «de una gama de productos a partir de los subproductos que se generaban en un reactor, con la ayuda de nuestra central de Japón. Pero luego hemos sido referencia en el desarrollo del mercado buscando soluciones para esos nuevos productos adaptándolos». «Para ello contamos con numerosas instalaciones a escala piloto, con instrumental para el análisis de sustancias por cromatografía, espectroscopia, reología, microscopía y análisis térmico y mecánico. Para conocer las dificultades que puedan tener nuestros clientes, disponemos de avanzados equipos de extrusión e inyección», especifica.

SEGURIDAD Y MEDIO AMBIENTE
Finalmente, Raül Sangròs constata que «la seguridad y el medio ambiente son dos prioridades incuestionables para UBE». «Sobre la primera, estamos embebidos dentro de la cultura de seguridad que nuestra empresa mantiene en toda su estructura; en cuanto a la sostenibilidad, nuestra investigación está orientada a mejorar el aprovechamiento de los recursos disponibles», añade y apunta que «nunca olvidamos nuestro compromiso con las personas y buscamos que el entorno sea distendido y la integración y cooperación sean un elemento motivador».

Temas relacionados
 
Nº 218 - Octubre de 2018
Edición en PDF de El Periódico del Azulejo

Consulta cuando quieras la edición en Papel desde el lector de PDFs.

Pulsa aquí

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla