+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

INDUSTRIA

El azulejo español afronta otro sobrecoste por la nueva norma de emisiones

El sector cerámico reclama a Bruselas «igualdad» ante terceros países importadores de baldosas. La Unión Europea prepara una reforma que puede incluso multiplicar por cuatro su precio actual

 

La industria azulejera se enfrenta a un incremento del coste de los derechos de emisiones como consecuencia de la nueva normativa europea. - MANOLO NEBOT -

X. PRERA (el Periódico Mediterráneo)
23/04/2019

Más fotos

Todas las imágenes de la gala de Empresa del Año de Castellón de Mediterráneo.

Ver galería completa

Todas las imágenes de la gala de Empresa del Año de Castellón de Mediterráneo.

Ver galería completa

Todas las imágenes de la gala de Empresa del Año de Castellón de Mediterráneo.

Ver galería completa

El incremento de los costes energéticos se ha convertido en uno de los grandes quebraderos de cabeza de la industria azulejera de Castellón, si no en el principal. La factura gasística, que representa unos 375 millones de euros, es el ejemplo más evidente de esta cuestión, pero no el único. Las empresas denuncian que la normativa europea de comercio de emisiones es cada vez más «restrictiva» y que su adquisición, que hace tan solo un año supuso un gasto de cuatro millones de euros para el conjunto del sector, podría multiplicarse por cuatro, si no más, en el 2020.

Según los datos más recientes de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), ya en el 2018 el coste se incrementó hasta los 11 millones de euros, lo que supone que en solo 12 meses casi se triplicó. Pero las malas noticias no terminan ahí, ya que la Unión Europea prepara una nueva legislación «más exigente» para el periodo 2020-2030 cuyo impacto, en su primera fase (hasta el 2025), «podría oscilar entre los 16 y los 30 millones de euros anuales».

CAÍDA Y AUGE DE LA DEMANDA 

Así lo aseguró el secretario general de Ascer, Pedro Riaza, durante una de sus últimas comparecencias públicas. «El incremento del precio de las emisiones de CO2 es un fenómeno nuevo que habría que definir como poscrisis», indicó Riaza. En efecto, durante los años de recesión, la paralización de hornos provocó una caída de la demanda y del precio de las emisiones y en los últimos años, con la recuperación económica y pese a que la industria ya ha entrado en una nueva fase de desaceleración, se ha invertido.

Junto al crecimiento, la necesidad de profundizar en las políticas ambientales es lo que explica este alza de los costes del CO2.

No obstante, desde Ascer explicaron que «cualquier incremento de los costes energéticos va en contra de la competitividad» del clúster cerámico. Sobre esta cuestión, y a nivel comunitario, la patronal Cerame-Unie exige «igualdad» frente al resto de países fabricantes cuyos productos se venden en la Unión Europea.

SIN ALTERNATIVA ACTUAL

«A nivel tecnológico no existe en la actualidad una alternativa, entre las energías renovables, al uso intensivo de gas natural por parte de las empresas azulejeras», sentenció un Riaza que apuntó la posibilidad de que el sector negocie con las diferentes administraciones ayudas para compensar este nuevo sobrecoste energético.

Temas relacionados
 
Nº 225 - Mayo de 2019
Edición en PDF de El Periódico del Azulejo

Consulta cuando quieras la edición en Papel desde el lector de PDFs.

Pulsa aquí

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla