Desconectar

La cerámica, un material con valor añadido para la construcción sostenible

03.05.2021 09:41

La cerámica constituye por sus características inherentes, un acabado fundamental para un desarrollo sostenible en materia de construcción e interiorismo. Los distintos avances tecnológicos experimentados por el sector han permitido obtener pavimentos y revestimientos cerámicos con unas excelentes propiedades y un bajo impacto medioambiental que, una vez incorporados en los espacios de nuestro hogar, hacen estos espacios más cómodos y seguros.

Fachadas ventiladas

En esta línea de sostenibilidad, destaca las fachadas ventiladas de cerámica, que además de una apuesta por la estética, ofrecen las mejores condiciones de aislamiento y permiten una reducción de los consumos en calefacción y refrigeración.

La cámara de aire que queda entre la estructura de soporte y el revestimiento, permite la circulación del aire, y supone un ahorro en el consumo de entre un 20 y un 30%.

Colección Iceberg y Canyon de Frontek (40,5x80 cm posibilidad de fabricar hasta 100x300 cm.

Higiénica

A diferencia de otros recubrimientos, los revestimientos cerámicos presentan muy bajos coeficientes de absorción, gracias a su baja porosidad, lo cual garantiza su impermeabilidad. Esto les confiere propiedades hipoalergénicas ya que impide la proliferación de bacterias. Además, los recubrimientos cerámicos destacan por su fácil limpieza, sin necesidad de utilizar detergentes químicos agresivos.

Colección Vela de Venis Projects (Rectificado: 100x100, 59,6x59,6 y 45x90 cm.) (No rectificado: 60,2x60,2 y 44,3x44,3 cm)

Inalterabilidad y resistencia

La cerámica es un material natural que se fabrica mediante cocción de arcilla a 1.200 grados, por lo que es resistente incluso las temperaturas más altas que se puedan generar en un ambiente, manteniendo inalterable la planeidad y sus dimensiones originales.


Hamilton, de Colorker (23x120 y 33x120 Duplo Grip+ cm).

Durabilidad

La cerámica no envejece ya que es indeleble frente a cualquier agente, presentando un alto grado de resistencia a la pisada y a la abrasión. Una de las consecuencias directas de esta dureza es la facilidad de mantenimiento, no requiriéndose ningún pulido ni tratamiento especial. Debido a su durabilidad, no precisa ser reemplazada, como sucede con otros materiales, evitando un consumo excesivo de recursos.

La colección Artwood de IberoCasainfinita (60x120 cm). 

Un material no tóxico

Cuando se produce un incendio, la llama, en contacto con una superficie combustible que contenga sustancias tóxicas, la puede quemar y provocar la emisión de humos nocivos. La cerámica, en cambio, es ignífuga y, a diferencia de muchos otros materiales destinados a revestir suelos y paredes, no contiene plástico y no emite humos tóxicos.

Serie Mítica de Grespania. Rectificados 120x120, 60x120, 60x60 y 30x60 cm. Disponible en acabado antideslizante y formato 80x80 cm con espesor 20MM

Reciclabilidad

La cerámica es un material inerte compuesto por materias primas naturales, como la arcilla y el agua, que pasan por unos procesos de producción caracterizados por un impacto ambiental reducido, y que se convierten en productos que, debido a sus características intrínsecas, son también sostenibles en su uso y posterior reciclado, integrándose fácilmente en un nuevo ciclo de producción.

Les Bijoux-Doinyo de Arcana Tiles (119,3x119,3, 79,3x79,3 y 59,3x119,3 cm).