Desconectar

Chumillas Technology, en un proyecto pionero de eficiencia energética

31.07.2019 13:08

Chumillas Technology, firma con sede en Vila-real, ha mostrado durante los últimos años su compromiso con la innovación, la calidad y el servicio. La compañía está inmersa en un importante proyecto europeo, llamado Destiny, que aspira a desarrollar un nuevo concepto de cocción de materias primas granulares para la transformación de materiales utilizando el calentamiento por microondas como alternativa y complemento a la producción convencional (H2020-NMBP-SPIRE-2018). La empresa española participa en esta iniciativa junto con 14 socios de nueve países europeos.

El proyecto Destiny pretende desarrollar una solución que emplee energía de microondas para el procesamiento continuo de materiales en industrias de alto consumo energético. El sistema se concibe como hornos celulares en una planta modular móvil con importantes ventajas en términos de recursos y eficiencia energética, flexibilidad, replicabilidad, escalabilidad y reducida huella ambiental.

Los participantes en el proyecto ya están investigando sobre la influencia de las soluciones Destiny en términos de estabilidad, eficiencia del proceso y características de materias primas, productos intermedios y finales para mejorar el rendimiento de los procesos industriales en tres sectores: cemento, cerámica y acero. El proyecto empleará para avanzar nuevas tecnologías de cocción, sustemas de monitorización avanzada y herramientas de simulación numérica.

Las actividades de Chumillas Technology dentro del proyecto tienen como objetivo realizar el desarrollo de sistemas de transporte a medida; el diseño y cálculo de un sistema de transporte neumático a baja velocidad, equipando a los aplicadores MW con los equipos e instrumentos necesarios para el control total de los parámetros del sistema; la fabricación y prueba del nuevo sistema de cocción; y la Integración y validación en demostradores; entre otras atribuciones.

La reunión inicial del proyecto europeo Destiny se celebró en Bruselas (Bélgica), el pasado 30 y 31 de octubre de 2018; y su segundo encuentro se desarrolló en Ancona en marzo, donde se presentaron los próximos pasos del proyecto.