Desconectar

Keraben mantiene el alza de sus ventas en el comienzo del 2021

21.07.2021 13:23

El grupo empresarial británico Victoria PLC, propietario de la azulejera castellonense Keraben, dio a conocer ayer los resultados económicos correspondientes a su último ejercicio contable, que comenzó el 28 de marzo del pasado año, justo en los primeros compases de la pandemia, y se cerró al final del primer trimestre del 2021.

El documento repasa la evolución de sus diferentes divisiones e incluye entre ellas su negocio cerámico, que abarca tanto a sus fábricas de España como Italia. En lo referente a nuestro país, el grupo hizo referencia al mal arranque de año, con las primeras restricciones derivadas de la pandemia.

Según el documento «nuestras empresas españolas se vieron más afectadas negativamente que nuestras fábricas de cerámica italianas» por el confinamiento y el cierre temporal de industrias en la primera quincena de abril, aunque «una fuerte recuperación de la demanda de los consumidores tras los bloqueos arrojó una muy buena segunda mitad del año», algo que ha tenido una continuidad a lo largo de los primeros meses de este 2021.

Evolución

La división cerámica de Victoria obtuvo unas ventas de 326,8 millones de euros en el pasado ejercicio, lo que supone una mejora del 15,8% respecto al periodo anterior. El informe destaca que el periodo comenzó tras la adquisición, en agosto del 2019, de la española Ibero, así como de la italiana Ascot en marzo del 2020. Unas adquisiciones realizadas con el objetivo de contar con nuevas unidades de producción y hacer frente al incremento de la demanda. Tras la primera ola del coronavirus tanto en España como en Italia, «la división de baldosas cerámicas del grupo generó fuertes ingresos», algo que se hizo efectivo a partir del mes de junio del pasado año y que se dio en la mayor parte de las empresas del sector.

Respecto a los números globales de Victoria, que abarca la fabricación de alfombras y pavimentos para el hogar, las ventas fueron de 662,3 millones de libras esterlinas, que equivalen al cambio a 766,5 millones de euros. El presidente ejecutivo, Geoffrey Wilding, destacó la labor del equipo de administración, «que entregó un resultado extraordinario para los accionistas en un entorno operativo desafiante». El resultado de los esfuerzos ha supuesto que el grupo «se encuentre en una posición operativa y financiera envidiable para aprovechar las oportunidades y continuar creando riqueza para los accionistas». 

Mejora del medio ambiente

El balance anual del grupo también hace referencia a las actuaciones seguidas en su división cerámica para fabricar de una forma más sostenible. Entre los puntos citados, se hace referencia a una patente propia para incorporar materiales reciclados a productos nuevos, así como a la creación de esmaltes para baldosas a partir de pantallas de ordenador y televisores fuera de uso. También recuerdan el uso de las plantas de cogeneración, que proporcionan electricidad mediante el calor residual que generan los hornos, lo que les proporciona autosuficiencia energética.