Desconectar

Nueve de cada diez empresas del clúster cerámico mantendrá o ampliará plantilla

14.04.2021 09:37

La industria cerámica representa el 20% del Producto Interior Bruto (PIB) de Castellón y casi uno de cada cinco empleos. Y en el 2020 logró salvar los muebles gracias a la exportación. Pero aunque los datos generales fueron buenos, las alegrías van por barrios y algo más de la mitad de las empresas del sector asegura que durante el año pasado sus ventas se resintieron, frente al 16% que vio crecer su negocio.

La buena noticia es que la mayoría de las compañías azulejeras ve el 2021 con optimismo. El 72,8% cree que en los próximos seis meses su volumen de negocio se mantendrá o incluso crecerá, y nueve de cada 10 auguran que mantendrán el empleo o necesitarán aumentar plantilla.

La Cátedra de Economía Valenciana de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha preguntado a 520 empresas del sector industrial valenciano (30 de esas compañías pertenecen al sector azulejero) cómo les ha afectado la pandemia y cuáles son sus perspectivas a corto y medio plazo. Las conclusiones de la muestra se recogen en el informe Estudio del impacto del covid sobre las empresas industriales, que fue presentado ayer por el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent.

El estudio revela que de todos los sectores analizados (además de la cerámica, se ha entrevistado a gerentes y directores generales de compañías energéticas, químicas, del mueble, del calzado, del metal o la automoción), el azulejo además de ser una de las actividades que mejor ha aguantado la crisis también es una de las más optimistas. Casi la mitad (el 46,6%) prevé mantener ventas en el segundo y tercer trimestre de este año y algo más de una de cada cuatro compañías (26,6%) cree incluso que su cifra de negocio irá claramente a más. Unas buenas perspectivas que contrastan con las que tienen otros sectores como el químico o el calzado, con un 52% y un 46% de previsión negativa.

El optimismo que se respira en la cerámica tiene mucho que ver con los buenos resultados conseguidos en el mercado exterior en los últimos meses. Y a corto plazo tampoco se ven nubarrones. El estudio, realizado a iniciativa de la Conselleria de Economía, destaca también que la mitad de las empresas que exportan pronostica que su presencia en el extranjero seguirá creciendo y menos del 5% augura un retroceso en los envíos a los mercados internacionales.

En la encuesta se pregunta a las empresas cuáles van a ser sus prioridades y estrategias de cara a los próximos seis meses. En el caso del sector cerámico, la más importante será conseguir liquidez para mantener la actividad, seguida del desarrollo de nuevos productos y servicio, la apuesta por la innovación y la mejora de la eficacia en la cadena de suministros. 

El informe destaca que la crisis ha sido aprovechada por muchas empresas para mejorar en innovación. Así, el 83,3% de las azulejeras ha innovado en productos, mientras que cuatro de cada diez lo han hecho en la mejora de sus procesos productivos. Y otro apunte, la gran mayoría ha continuado implantando estrategias sostenibles, sobre todo, en reducción o eliminación de residuos. 

El documento Estudio del impacto del covid sobre las empresas industriales supone una radiografía de cómo ha afectado la crisis del virus a las factorías valencianas y qué perspectivas tienen, pero sus autores, a modo de conclusión, realizan toda una serie de recomendaciones. La primera es que la industria valenciana tiene que caminar hacia un modelo de gestión de personas, pero también acelerar el cambio tecnológico. «Durante la crisis ha habido una aceleración en cuanto a la tecnología o la innovación en proceso y producto, pero también se han puesto en evidencia debilidades en las que hay que seguir trabajando», apuntó el ayer conseller de Economía, Rafael Climent, durante la presentación del estudio. 

Y entre los retos, enumeró una estructura laboral más flexible y eficiente, mayor implantación de la economía circular, transición energética y sostenibilidad y la necesidad de más cooperación entre industrias. 

Respecto al nuevo modelo de gestión de personas (la mayoría de las pymes industriales manifiestan no haber implementado nuevas políticas de recursos humanos en respuesta a la pandemia) el informe insta a aprovechar el aumento del teletrabajo y otros mecanismos de flexibilización laboral con el objetivo de avanzar hacia un modelo de gestión más eficiente y responsable. También se aconseja a las empresas cambios organizativos para potenciar el talento y aumentar la productividad.