+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

COYUNTURA

La construcción resiste en Castellón gracias a las reformas

Las promociones frenan su desarrollo ante la incertidumbre por la economía

 

Las rehabilitaciones mantienen el pulso del sector de la construcción. -

B. R.
15/01/2021

Cara y cruz para el sector de la construcción castellonense en estos primeros compases del 2021. Por un lado, las rehabilitaciones de viviendas se mantienen a buen ritmo, en parte gracias al confinamiento domiciliario que se vivió en la pasada primavera, mientras que la promoción mantiene el freno, y cuesta ver arrancar un nuevo bloque de pisos.

El presidente de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción de Castellón (Apecc), Fernando Alfonso, mencionó que la sensación que se vive es de «incertidumbre, ya que apenas hay visados de obras nuevas» mientras que las edificaciones promovidas desde las administraciones públicas «se agotan». Un indicador sería el aumento del paro registrado en diciembre, que fue de apenas 54 personas, pero que rompió con una dinámica a la baja que era constante en los meses anteriores.

Alfonso remarcó que la parte más positiva viene de la mano de las reformas, «que requieren de menos estudios, y tanto la mejora de vivienda usada como de fachadas sigue a un buen ritmo». Compañías del sector se unen a esta valoración. Sergio Pardo, desde Grupo Pardo, indicó que las rehabilitaciones harán posible «que tengamos casi toda la planificación del 2021 cubierta». Detalló que hay clientes particulares que han detectado la necesidad de mejorar las condiciones de confort de sus hogares, a lo que se unen las actuaciones de comunidades de propietarios, «que por el momento mantienen su planes».

Financiación

En cambio, las nuevas promociones que se levantan tienen un largo recorrido de planificación, por lo que las actuaciones que ahora están en marcha o a punto de concluir fueron planteadas cuando no había ni sospecha de la pandemia. El escaso movimiento por parte de los promotores castellonenses también tiene su origen en las complicaciones para la financiación.

El coronavirus retrae las intenciones de compra de vivienda, y pone en jaque a la liquidez de las constructoras. Mientras tanto, los bancos solicitan del 50 al 60% de venta sobre plano para financiar un bloque nuevo. Pardo señaló que en Castelló, «zonas como Sensal se vendieron bien, al responder a la necesidad de mucha gente que quería casa, pero ahora hay menos demanda».

Respecto a la obra pública, Fernando Alfonso reclamó que las instituciones públicas recuperen el ritmo de licitaciones. Tras un 2020 positivo, gracias a algunas infraestructuras, ahora hay pocos planes a la vista, con la excepción del edificio Borrull de Castelló y las licitaciones de colegios.

Temas relacionados
 
 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla