+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico del Azulejo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ARQUITECTURA / DESIGN

Una vivienda piloto de 'ciencia ficción' con el sello de Enric Ruiz-Geli / The innovative pilot housing project by Spanish Enric Ruiz-Geli

La reinvención de la Volta Catalana se ha desarrollado con ingeniería avanzada de estructura de fibra de vidrio y la participación del artesano ceramista, Toni Cumella

 

Una vivienda piloto de 'ciencia ficción' con el sello de Enric Ruiz-Geli -

Una vivienda piloto de 'ciencia ficción' con el sello de Enric Ruiz-Geli -

22/02/2019

Más fotos

Las mejores imágenes de Cevisama 2019 (III).

Ver galería completa

Las mejores imágenes de Cevisama 2019 (III).

Ver galería completa

Las mejores imágenes de Cevisama 2019 (III).

Ver galería completa

Hoy se ha presentado el último proyecto del arquitecto Enric Ruiz-Geli / Cloud 9 en Aiguablava, población de la Costa Brava catalana, la casa Stgilat Aiguablava. El objetivo número uno de este proyecto no es hacer una villa, es el de hacer un Case Study.

Ruiz-Geli señala referencias como Richard Neutra o Eames para definir este concepto. Richard Neutra estableció en los años 50 estableció en Los Ángeles una nueva forma de construcción con prefabricados, de fabricación y montaje rápido. Esto supuso una revolución, economizando los costes y dando acceso a estas viviendas a la clase media.

Del mismo modo, Stgilat Aiguablava se define un proyecto piloto que tiene como guión la Arquitectura Mediterránea en versión Smart, con la tecnología más avanzada, de fabricación digital, sostenible, integrada en la naturaleza, aportando innovación al Empordà y la Costa Brava, pensando que el territorio es un paisaje de valor añadido que aglutina cultura.

El cliente de este proyecto es una familia centroeuropea, apasionada de la cultura y el estilo de vida mediterráneo, y que tenía como prioridad la calidad de la arquitectura y el I+D+i, anteponiéndolas al lujo, para lograr un espacio de bienestar.

Bajo esta premisa, Enric Ruiz-Geli propone una arquitectura que genera experiencias sensorial, corporal, a todos los niveles, con un enfoque holístico.

LA VIVIENDA PRINCIPAL: REINVENCIÓN DE LA VOLTA CATALANA

La Volta Catalana configura la vivienda principal, un gran espacio como las masías del Empordà que articula la vida interior de la vivienda. La innovación aquí quiere decir continuar con la trayectoria de la Volta Catalana, una técnica que tiene ventajas extraordinarias: es un material mediterráneo, solo trabaja a compresión, presenta rendimiento energético muy satisfactorio, ya que produce frescor en el interior en un escenario de calor exterior y presenta inercia térmica en un escenario de invierno. Además es un material con porosidad y genera buena respiración natural para la gente que lo habita. Se han diseñado arcos con mínimo material posible, que resultan ligeros y eficientes.

La reinvención de la Volta Catalana de este proyecto se ha desarrollado con ingeniería avanzada de estructura de fibra de vidrio, mientras que el reto del artesano ceramista, Toni Cumella, ha sido el de crear una cerámica para la volta catalana que cumpla con las directrices de la naturaleza del lugar.

El perfil exterior de la volta se suma al paisaje resiguiendo las curvas de las montañas que rodean. Los tonos verdosos de la cerámica exterior se integran en los colores naturales del lugar. En el interior, se ha diseñado una pieza cerámica especial para conseguir una acústica de calidad inmejorable.

INTEGRACIÓN EN EL PAISAJE Y EN LA CULTURA LOCAL: EL EMPORDÀ

La clave de este proyecto es su integración en el entorno. El arquitecto Enric Ruiz-Geli nacido en Figueres, en mitad del Empordà catalán, establece un diálogo con el paisaje, la cultura y los materiales de esta tierra para conformar el proyecto.

La cerámica, los materiales cálidos del mediterráneo, el frescor, el sol y la sombra, los colores, las terrazas y las curvas de la geografía costera son elementos que han inspirado y condicionado el diseño de la villa Stgilat Aiguablava.

El jardín salvaje de la finca ha preservado los árboles existentes y la piscina recoge agua de lluvia, filtrándola con procesos naturales.

En este diálogo con el entorno, el proyecto aporta una arquitectura sostenible, innovadora y de fabricación digital que otorga valor al territorio, y que encarna la cultura y forma de vida mediterránea.

“Cuando era un estudiante de arquitectura visité la casa pérgola de Pep Llinàs en Begur. Posteriormente tuve como profesor en Esteve Bonell y visité la casa de Esteve Bonell que diseñó también en Begur. Me gustaría pensar que la casa que hemos diseñando en Aiguablava es un paso más en esa historia de la arquitectura de la excelencia que estos arquitectos nos transmitieron durante mis años en la ETSAB.”  Enric Ruiz-Geli.

EL PABELLÓN EXPERIMENTAL

El proyecto cuenta con un pabellón efímero y experimental, dedicado a la innovación, diseñado en colaboración con el prestigioso Art Center College of Design Pasadena, de Estados Unidos, uno de los mejores centros artísticos, en que fueron formados el director Zack Snyder o los diseñadores de las tiendas de Apple, BMW o Tesla.

Los profesores David Mocarski, James Meraz, Jason Pilarski y Kenneth Cameron visitaron Barcelona junto cuatro de sus alumnos para desarrollar la construcción.

La estructura de pabellón, elaborada a base de prototipos, es de encofrado hinchable en el que se inyecta un hormigón inteligente, ligero y ecológico, dando una forma orgánica, inspirada en los pinos de alrededor.

La liviana estructura y las ventanas del pabellón con filtro de resina natural de pino permiten plantear relaciones simbióticas entre la tecnología y la naturaleza para conseguir una conexión más profunda con las emociones, dando lugar a un espacio de refugio e intimidad.

ACERCA DE ENRIC RUIZ-GELI / CLOUD 9

Enric Ruiz-Geli es, más que un arquitecto, un artista visual que busca disolver las barreras entre la construcción, el espacio y la experimentación. Su carrera profesional comenzó vinculada a la escenografía y al diseño de exposiciones, pero desde la fundación de su estudio Cloud 9 se ha orientado al desarrollo de proyectos de arquitectura sostenible y se ha convertido en un referente internacional en innovación e investigación arquitectónica con múltiples premios en su haber.

Su discurso defiende la relación entre tecnología, arquitectura, conciencia ambiental y una comprensión clara del entorno en el que se insertan los edificios. Ha impartido su ponencia It’s all about the particles, en centros de referencia como el MIT, foros como el EKODesign de Estambul y eventos como la reunión de la International Federation of Asian & Western Pacific Contractors en Bangalore (India).

Su estudio ha desarrollado nuevos materiales en colaboración con empresas de construcción, como el hormigón translúcido o un nuevo recubrimiento de cerámica y participa en redes profesionales contra el cambio climático. Entre sus proyectos arquitectónicos están Villa Bio, en Figueres, un edificio premiado por el Ateneo de Chicago en 2007, el Pabellón de la Sed de la Exposición Internacional de Zaragoza y el edificio Media TIC de Barcelona, actual sede de su estudio Cloud 9.

La revista Vanity Fair bautizó a Enric Ruiz-Geli como “la media naranja de Ferran Adrià”. Colaboran en proyectos conjuntos desde el año 2000, y en 2012 empezaron a desarrollar el proyecto de la Fundación El Bulli, con el reto de que la arquitectura sostenible sea un reflejo de los innovadores avances gastronómicos del chef más influyente del milenio.

Actualmente está trabajando también en el edificio CaixaForum de Valencia, España.

The Stgilat Aiguablava villa, designed by Enric Ruiz-Geli/Cloud 9, is a pilot housing project based on ‘smart’ Mediterranean architecture. It was built with leading-edge technology and digital and sustainable manufacturing, integrated with the environment in the Empordà valley and the Costa Brava region

On February 22, the latest project by architect Enric Ruiz-Geli / Cloud 9, the Stgilat Aiguablava villa, was presented in Aiguablava, a town on Catalonia’s Costa Brava coast.

A MEDITERRANEAN CASE STUDY

The main aim of this project isn’t to design a villa, but to carry out a case study.

Ruiz-Geli references architects such as Richard Neutra and Eames who helped to define this concept. In Los Angeles in the 1950s, Richard Neutra established a new form of construction with prefabricated parts and rapid manufacturing and assembly. This inspired a revolution, reducing costs and opening the market up to the middle class.

Charles and Ray Eames introduced aluminium as a material into the production process of prefabricated parts.

In a similar way, Stgilat Aiguablava represents a pilot housing project based on a ‘smart’ version of Mediterranean architecture. Leading-edge technology and digital and sustainable manufacturing integrated with the surrounding nature brings innovation to the Empordà valley and the Costa Brava, considering that the region’s landscape is an invaluable asset that provides cultural a backdrop.

The project’s client is a Central European family, passionate about Mediterranean culture and lifestyle, and whose priority was the quality of architecture and R+D+I (research, development and innovation) over luxury in order to achieve a space of well-being. With this in mind, Ruiz-Geli uses a holistic approach, presenting a style of architecture that evokes sensorial, corporal experiences on every level.

THE MAIN RESIDENCE: THE REINVENTION OF THE CATALAN VAULT

The Catalan vault gives the main residence it’s structure – a large space, much like the Empordà farm houses, that defines the house’s interior. The innovation is in the continuous sweep of the curve of the Catalan vault, a technique that has extraordinary advantages. The Catalan vault is made of a Mediterranean material that works in compression, providing the house with great thermal mass, protecting the interior from external heat, whilst enabling the house to retain heat in the winter. It is also a highly porous material, providing dwellers with superior natural breathing conditions. Lightweight and energy efficient arches have been designed using a minimal amount of materials.

 
The reinvention of the Catalan vaultin this project has been done using advanced fibreglass engineering, while the challenge for artisan ceramist, Toni Cumella, has been to create ceramics for the vault that are in harmony with the surrounding nature.

The vault’s external facade adds to the landscape by following the curves of the surrounding mountains. The green tones of the exterior ceramics are integrated with the natural colours of the surrounding area. Inside, a special type of ceramic has been designed to achieve acoustics of unbeatable quality.

INTEGRATION OF THE LANDSCAPE AND LOCAL CULTURE: EMPORDÀ

The key to this project is its integration with the environment.Architect Enric Ruiz-Geli, born in Figueres, a small city in the middle of the Catalan Empordà, establishes a dialogue with the landscape, culture and materials of the region in order to shape the project.

The ceramics, the warm Mediterranean materials, the freshness, the sun and shade, the colours, the terraces and the curves of the coastline are elements that have inspired and conditioned the design of the Stgilat Aiguablava villa.

The property’s wild garden has preserved the existing trees and the swimming pool collects rainwater, filtering it with natural processes.

In this dialogue with the environment, the project provides sustainable and innovative architecture and digital manufacturing, bringing value to the region and embodying Mediterranean culture and its way of life.

“When I was studying architecture, I visited the Casa da Pergola in Begur, a house designed by Pep Llinàs. Later, I had Esteve Bonell as a professor and I visited his house in Begur, which he too designed. I would like to think that the house we have designed in Aiguablava represents a further step in the architectural excellence that these architects transmitted to us during my years in the ETSAB.” Enric Ruiz-Geli

THE EXPERIMENTAL PAVILION

The project includes an ephemeral and experimental pavilion, dedicated to innovation and designed in collaboration with the prestigious Art Center College of Design in Pasadena – one of the best artistic centres, in which director Zack Snyder and the Apple, BMW and Tesla designers were trained.

Professors David Mocarski, James Meraz, Jason Pilarski and Kenneth Cameron visited Barcelona with four of their students to over see the construction.

Inspired by surrounding pine trees and designed based on prototypes, the pavilion is an inflatable structure. A smart, lightweight and ecological concrete is injected into this structure, giving it an organic shape.

The lightweight structure and the pavilion’s windows with natural pine resin filter allow us to create symbiotic relationships between technology and nature in order to achieve a deeper emotional connection, producing a space of refuge and privacy.

Temas relacionados
 
Documentos relacionados
   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico del Azulejo

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla